¿Qué es un vino Barrantes?

El vino Barrantes es una de las variedades más características de Galicia, producido con la famosa uva “Folla redonda”. Una de sus peculiaridades es que la uva como tal no existe puesto que no está registrada y solamente contamos con un material genético sin catalogar.

Entraremos en más detalles para entender la peculiaridad de este vino Barrantes y para tratar de comprender porqué es tan habitual beberlo y escuchar hablar de él en Galicia. Su fama y tradición está incluso a la altura del gran Albariño.

La folla redonda es el nombre con el que se conoce a la uva con la que actualmente se elabora el vino Barrantes. Este vino, al igual que muchos otros, tiene la peculiaridad de que es una variedad híbrida y España, tras la ley de la Viña y del Vino del 2003, impide elaborar vino y mucho más comercializarlo con este tipo de uvas.

Por esto mismo la uva como tal no existe, no está registrada, y para ello se están llevando a cabo una serie de trámites burocráticos y pruebas periciales que de concretarse igualará el estatus del vino Barrantes al de muchas otras variedades como el Albariño o el Mencía.

El origen del caldo Barrantes

Hacia finales del siglo XIX una gran plaga de filoxérica somete a la península ibérica. La plaga, que inicialmente castigó a los viñedos portugueses, terminó por arrasar prácticamente todos los viñedos galaicos.

 Esta circunstancia hizo que los viticultores tuviesen que buscar una solución y para ello echaron mano de los híbridos de producción directa. Entre estos híbridos destaca la folla redonda con la que se elabora el vino Barrantes que es una mezcla entre una planta americana y una variedad gallega.

Este caldo gallego emerge durante este periodo gracias a su gran resistencia al temible insecto y se llega a la conclusión de que estas variedades híbridas combaten mejor la plaga que la mayoría de los injertos con los que se estaba intentando tratar a las demás cepas.

Años más tarde, ya a mediados del siglo XX, se prohíbe la plantación de estos cultivos llegando incluso a premiar a aquellos viticultores que arrancaban estas vides. Uno de los lugares donde prácticamente no se hizo caso a esta legislación fue en Galicia.

La gastronomía gallega necesitaba un caldo con las características del vino Barrantes, un caldo con una mayor densidad y un mayor cuerpo que los vinos de uva tinta gallega que predominaban por aquel entonces.

 Por este motivo persiste el cultivo de esta uva en este territorio y por ello el vino de Barrantes tiene la tradición que tiene en esta comunidad.

El futuro del Barrantes

A pesar de los buenos inicios de este caldo, de su buen hacer para combatir la filoxérica y de ser un vino muy oportuno para muchos de los platos tradicionales gallegos, su futuro es incierto.

Como hemos comentado antes, la vinificación de variedades híbridas está prohibida y por lo tanto, la producción y comercialización de folla redonda aún no se podrá llevar a cabo.

En los últimos años, la asociación Medio Rural ha puesto en marcha una serie de procesos para registrar esta uva como tal puesto que oficialmente tampoco se reconoce como variedad. Este proceso es largo y tedioso y puede que aún se alargue unos años más ya que aparte de recoger las muestras pertinentes para su estudio, también se deben llevar a cabo análisis morfológicos de la planta. Y por último se deberá comprobar que el material no esté registrado ya en cualquier otra parte del mundo.

Hay que añadir que todo este proceso es el mismo que ya han pasado todas las demás variedades para ser registradas, como la uva Godello. Se debe recoger todo tipo de muestras, analizarlas para estudiar todas sus características y posteriormente comprobar que esa variedad no está registrada en cualquier otra parte, por remota que pueda ser.

Por tanto, a pesar de que en Galicia se sigue cultivando y consumiendo en vino Barrantes, esta variedad no existe como tal y el vino continúa sin etiquetar. Quizás, en un futuro no muy lejano, se pueda empezar a exportar y a cultivar a gran escala ,pero por ahora aún no está permitido.

Características del vino Barrantes

Este caldo se caracteriza por una textura muy espesa y consistente y una gran acidez. Es un vino con el cual se podría dibujar gracias al volumen que tiene y mancha prácticamente todo lo que toca. Hasta el punto en el que tanto en una taza de loza (“unha cunca”) como se le llama en Galicia o simplemente en nuestra piel, es muy difícil borrar su recuerdo. El vino de Barrantes es muy característico y lo vamos a diferenciar con facilidad.

Por otro lado, es un vino con una baja graduación alcohólica por la reducida cantidad de azúcares que tiene.

Otra de sus peculiaridades y que hace que no se deba dejar reposar el vino más allá de un mes o que no se deba transportar, es que la fermentación maloláctica no tiene lugar.

Por último, es un vino del que se dice que, tomado con moderación, puede incluso llegar a ser saludable. Esto se debe a la cantidad de taninos elevada que posee ya que aporta una cantidad saludable de isoflavonas antioxidantes al cuerpo.

Un breve repaso a sus peculiaridades

Lo primero y lo que lo diferencia de las demás variedades de vino tinto gallego es el cuerpo del vino y la dificultad que tiene borrar una mancha de vino Barrantes.

Por otro lado, es curioso que una variedad tan extendida y tan consumida en Galicia no esté protegida por una denominación de origen y a su vez, tampoco esté etiquetada.

También es importante mencionar que no es una variedad autóctona de Galicia y que nace de un cruce entre una variedad local y una planta americana.

El vino Barrantes no tiene tanta historia como otros caldos gallegos como por ejemplo el Albariño o el Mencía ,pero por sus características morfológicas (tómese como ejemplo lo que sucede con la filoxera) es un vino inconfundible.

Y por último y como curiosidad, en Galicia, este tipo de vino suele beberse en taza o cunca, como si de un caldo se tratara.

Peculiaridad del vino Barrantes